En tiempos de coronavirus #10

Hoy es domingo 22/03/2020 y seguimos.

La novedad principal de hoy es que el Estado de Alarma del país se ha alargado mínimo hasta el 11/04. Así que bueno…descontando de nuevo días…

Hoy llueve y el día se ha puesto bastante triste fuera, eso sí, nuestra dosis de música en los balcones y ventanas no ha dado tregua. Llueva o truene, ahí estamos.

Hoy he descubierto a la gente que vive delante de mi casa, en la acera de enfrente…todos mirando a la calle, todos aplaudiendo, todos con esperanza, todos con fe ( o eso quiero creer). La verdad que después de tantos días ya todo es como nuestra nueva rutina, todos al balcón juntos, unidos… Sinceramente alegra el día, siempre sonrío en ese momento del día, siempre salgo animada para darlo todo, para dar gracias a todos los profesionales que día tras día están dándolo todo por nosotros. Me consta por gente cercana que el panorama no está siendo fácil pero aguantan el tipo como pueden y no nos alarman cuando les preguntamos. No tienen miedo.

Así que, aquí seguimos…dándonos ánimo unos a otros, luchando en la guerra algunos y otros luchando con nuestra mente.

Buenas noches y soñad bonito.

 

 

En tiempo del coronavirus #11

Pues nada, otro día más. 24/03/2020.

Hoy he recibido un mensaje en el móvil que me ha llenado el corazón. Sé que lees esto…porque me lo has dicho.

Sabíais cuanto tiempo hacía que no hablábamos? Exactamente desde el 13 de noviembre de 2017. Ese fue nuestro último mensaje en el whatsapp. Estábamos intentando vernos…y yo trabajaba y al final…no pudo ser.

Lo más bonito del mensaje ha sido “el mensaje”.

Me mandaba mi besos y me decía que: ella estaba ahí.

Sin más..después de todo este tiempo..ella estaría ahí.

Muchos sentimientos encontrados estos días la verdad. Se pasa por todos los estados de ánimo que hay….rabia, impotencia, fe, esperanza, empatía, pereza, energía, alegría, tristeza…no sé como describiría mi estado de ánimo, pues es un cocktel de muchas cosas…que ni yo misma sé.

Es desolador el panorama fuera, nada bueno hay. Solo cifras de contagiados, de muertos, de falta de material, de políticos dándose “balazos” por detrás…desolador como decía.

Está claro que relativizando es fácil darse cuenta de que no estamos tan mal…de que por una vez…podemos salvar el mundo metidos en casa, parados.

Ese es el problema…pararnos. Pararnos así.

Problema para muchos, porque la verdad…hay gente muy pendiente de los demás y no de uno mismo. Porque lo mejor que podemos hacer ahora mismo en este parón obligatorio, y que no sé si nunca más se volverá a dar, es echar la vista hacia dentro, hacia el alma, hacia el ser. Focalizarnos y aprender a conocernos, y si ya nos hemos conocido…descubrir cosas nuevas, que seguro hay.

Solo aquellos que realmente piensen que la felicidad pasa por uno mismo y no por lo de fuera…sacarán de esta “experiencia”, por llamarla de alguna manera, algo de aprendizaje de vida, de ser, de amabilidad con uno mismo, de presencia, de consciencia.

Vuelvo a Rebeca, que no se me olvida.

Ella aparece dentro de este torbellino de sensaciones y me muestra y se corrobora que todo esto seguramente, a pesar de todo, merecerá la pena.

Siempre se suele decir que de todo lo malo siempre se tiene que sacar algo positivo, que de todo se aprende y que no hay mal que por bien no venga.

No sé si cuando todo esto acabe lo podré decir…lo que sí es que ella me ha demostrado que hay fe y que hay luz al final del túnel. Me has hecho sentir Rebeca aliviada, con tu dulzura, con tus palabras y con tu arcoiris.

Gracias por acordarte de mí y por alentarme..créeme, yo también estoy aquí.

Y todo esto pasará…lo pasaremos todos juntos y…volveremos a tomar café en las terrazas dándonos el sol en la carita.

Te debo un café divina.

Buenas noches.

1:55 p.m

 

En tiempos del coronavirus #9

Hoy es sábado 21/03/2020 y aquí seguimos, de cuarentena.  Ya queda menos, pero la verdad que esto acaba de empezar.

En la tele sigue habiendo notícias, datos…esto es un no parar…

El otro día pensaba que si no llega a ser por las redes sociales y el wifi…que haríamos???? supongo que podríamos vivir…pero que necesario es para muchas personas que viven solas…al menos, tienen compañía y sobretodo no se aburren.

De hecho se ha liado mucho en los balcones de la gente. Ahora salimos al balcón o ventana y aplaudimos por el gran trabajo que están haciendo los sanitarios, son nuestros héroes sin capa ahora mismo. Comunidades enteras de vecinos unidos, con musicote y saliendo a animar a todos. La verdad que me sorprende el ser humano…posiblemente muchas veces a ese vecino que ahora le jaleamos desde la ventana o que le saludamos por el balcón…en algún momento no hemos querido subir con él en el ascensor y lo hemos evitado…

Hoy mi día ha sido bueno, la tarde algo peor la verdad…suelen llevarse peor, pues intento no dormir la siesta, pues al principio de la cuarentena me ha costado muchísimo dormir. Llevo dos días que descanso y me levanto a las 8.30-9.00h.

Mi gran motivación es prepararme mi buen desayuno sin prisas…antes cuando trabajabaja ( hace 1 semana y 1 día), me levantaba siempre justa de tiempo y solo me tomaba un café y mal tomado. Ahora me preparo una bandeja con mis tostadas con jamón y aceite y mi buen café con leche en una de mis tazas.

Me siento en la cama o en la mesa de la cocina…y me pongo un vídeo en youtube que no tenga nada que ver con esta pandemia: maquillaje, viajes, comedia…Si algo he aprendido en estos 9 días es que tenemos demasiada información….y la mente a pesar de tener el cuerpo encerrado…la tenemos super acelerada y demasiado a full.

Hoy una amiga me ha dicho que no tenía tiempo…jajajajaja que paradoja que no tengamos tiempo ahora que tenemos todo el del mundo no?

Pues sí…no queremos aburrirnos y por eso estamos constantemente buscando algo para que nos mantenga distraída la mente…pero creo que la estamos saturando.

Yo hoy he contado todas las brochas que tengo de maquillaje, unas 60.

He empezado un nuevo libro.

He visto 3 capítulos de la novela.

He estudiado técnica de maquillaje online.

He visto varios directs en instagram de temas del maquillaje también para coger técnica.

He inventado para cenar el Sandwich Quarantine: pan de molde, jamón dulce, queso havarti y aguacate.

He visto a mi sobrino por videollamada…que duro se me hace…lo que más la verdad…ver como crece y yo sin tocarlo, besarlo y apretujarle esos mofletitos. Me compensa saber que no se olvida de mí y cuando me pongo en el móvil con mi pelo rizado rubio me conoce, se ríe con mi voz y cuando le digo tita sonríe. Que bonito será achucharlo de nuevo…que mayor estará…ya hace los 5 lobitos y cada día una monería más. Mi motor y mi paciencia en estos momentos es saber que ya queda menos para poder verlo.

En definitiva el día ha sido como otro más, sin salir….y depende de nosotros que sea diferente al ayer.

Yo me encuentro mejor, poco a poco te adaptas a esta nueva situación, a esta vida que nos toca vivir, a este nuevo status, a este encierro común y necesario y obligado.

Es normal sentirse acorralada, sin libertad, sentir ansiedad y ahogo…no pasa nada…es algo natural y que en mayor o menos medida nos pasará a todos.

¿Sentirán esta falta de libertad los presos? la verdad que aunque no hayamos hecho nada, bueno…nada nada…

El ser humano se ha equivocado y mucho…así que retiro lo de que no hemos hecho nada. El mundo se va a la mierda y no nos paramos…seguimos seguimos…y ahora…nos hacen parar de golpe…zas! ahora sí.

Ojalá sirva para algo…porque creo que seremos un antes y un despúes del marzo de 2020.

Buenas noches

 

En tiempos del coronavirus… #8

Hace  días que nos han encerrado, nos ha encerrado un virus.

Al principio y como supongo la gran mayoría, lo viví desde la incertidumbre…la incredulidad. Pero no, es real, no es ninguna puñetera película de Apocalipsis ni Will Smith aparecerá al final de la peli con la vacuna y nos dirá que todo ha pasado…estamos en Estado de alerta.

Hoy es viernes 20 de marzo de 2020 y bueno…desde el día 13/03/2020 por la tarde empezó todo esto en mi caso..a las 14h me metí en casa y ya nunca más se supo…me despedí de mis compañeros como si el lunes nos fuésemos a ver todos…pero dentró mí algo sabía que no…que fuera todo no iba bien y que la suspensión de las clases sería para más de 15 días.

Así que nada, 8 días o 7, ya no lo recuerdo…me han costado..me ha costado afrontar la nueva realidad que tenemos.

No brillo por tener demasiada actividad en mi día a día, soy una persona tranquila, que se relaja viendo una película o leyendo mientras toma un café…pero ahora…ahora tenemos todo el tiempo del mundo, y es cuando ahora…no se me ocurre por donde empezar.

Posiblemente he empezado por mí…por reordenarme por dentro…es lo más complicado y creo que mi cuerpo estaba revuelta…mi mente… mi interior…

No he creado calendario de tareas y ni llevo una rutina…intento hacer mis comidas a mis horas y dedicarme tiempo…pero sobre la marcha.

Quiero escribir cada día para poder expresar como me siento…así que nada, después de muchos días aquí estoy.

He sentido ansiedad, no he dormido bien estos últimos 7 días…he tomado más infusiones que en toda mi vida y he hecho meditación sola, acompañada ( online)…me ha ayudado, pero la verdad es que la sensación de ahogo la continuo teniendo…cada vez menos pero ahí va. La situación se hace grande por momentos y a pesar de que mis amigos y mis familiares están bien, siento miedo por ellos, miedo a que les pase algo. Siento nostalgia como supongo ahora mismo la gran mayoría…que fuerte está siendo todo, nos han arrebatado la libertad y eso…eso es lo más valioso que tiene el ser humano.

Dentro de toda esta locura que nos está tocando vivir, estoy bien. Ayer me animé en pensar que puedo empezar por pequeñas cosas que tenía aparcadas…y aunque tenga pereza y a veces solo quiera tumbarme y taparme con la almohada la cabeza…intento levantarme animada y con positivismo.

Hoy he enchufado el ordenador, he abierto el blog y estoy escribiendo…ya es mucho de lo que pensé que haría.

Solo os puedo decir que es un día menos…y que no os sintáis mal…es normal, sentir…dejaros sentir…y sea bueno o malo lo que haya…dejarlo…no pasa nada. A veces contener la tristeza, el miedo o la frustración hace que nos sintamos aún peor…dejar que fluya y que sea lo que tenga que ser…

PLAN DEL DÍA: escribir en el blog, quitarme la mascarilla del pelo de aceite de coco, leer y acabar un libro que hace meses tengo empezado, limpiar mis brochas de maquillaje, hacer la segunda meditación que me ha enviado una amiga.

Besos y abrazos virtuales.